Encefalitis japonesa.




                                    (Mapa de la OMS)


La encefalitis japonesa es una infección viral (Flavivirus) transmitida por la picadura de mosquitos Culex que abundan en los arrozales de Asia, manteniendo el ciclo vital con infecciones en pájaros y cerdos. Es por tanto una enfermedad con riesgo para las personas que habitan zonas rurales o para los viajeros que vayan a pasar temporadas superiores a un mes en dichas zonas.


Las zonas endémicas de la infección están situadas principalmente en el sudeste asiático aunque parece que la enfermedad se extiende hacia áreas más occidentales. El riesgo de infección aumenta en la época del monzón, hasta el principio de la época de seca (de junio a septiembre).


La picadura de los mosquitos Culex es dolorosa y habitualmente tiene lugar durante el atardecer y primeras horas de la noche.


Además de tomar las precauciones necesarias para evitar las picaduras de los mosquitos, los viajeros que vayan a estar más de un mes en una zona endémica durante la época de lluvias conviene que sean vacunados, ya que la enfermedad es potencialmente muy grave y deja secuelas neurológicas en la mayoría de los casos sintomáticos que la sobreviven.


La vacuna de la EJ está constituida por virus inactivados y se administra en tres dosis los día 0, 7 y (14 si urgencia) 30 por vía subcutánea, teniendo una eficacia superior al 99 % después de la tercera dosis. Se requiere una dosis de recuerdo al año y luego cada 3 años. Hasta un 20% de los vacunados pueden tener febrícula, debilidad, cefalea y dolores musculares, y reacciones graves de hipersensibilidad en la primera semana de la vacunación se detectan en el 0,6 % de los individuos, principalmente en personas con antecedentes de urticaria o múltiples alergias. En España es difícil conseguir ésta vacuna. La vacuna está contraindicada en niños menores de 1 año y mujeres embarazadas.