PICADURA DE PULGAS

  

     De todas las especies que existen de pulgas, se calcula que unas 20 especies atacan al hombre.

    

     Pulex irritans, es la más común, junto con Ctenocephalides felis y C. canis. La manifestación más frecuente es su picadura, aparece una pápula eritematosa con punto central (zona de la picadura), sobre todo en zonas de presión, muy pruriginosas. El tratamiento habitual es a base de antihistamínicos locales o sistémicos.

     Existe una pulga, Tunga penetrans ( pulga de la arena,), encontrada en Africa y zonas tropicales americanas, de color rojizo, que se introduce en la piel, habitualmente en la planta del pie, dedos o entre las uñas, que se hincha  aumentando de tamaño dentro de la piel, provocando gran dolor y edema, precisando ser extraida mediante cirugía.

     También las pulgas son vectores de determinadas enfermedades,, Xenopsylla cheopis y C. felis, son vectores de Rickettsia typhi,, bacteria que produce el tifus  murino, distribuido por todo el mundo, especialmente en regiones costeras templadas y subtropicales; tras incubación de 1 ó 2 semanas desarrollan fiebre, cefalea intensa, mialgias, naúseas, erupción cutánea ( tronco, extremidades, afectando palmas y plantas) , síntomas neurológicos, hepatitis…. en general no suele asociarse con complicaciones. Se diagnostica detectando anticuerpos frente a la Rickettsia y el tratamiento se realiza con doxiciclina.

     Prevención con insecticidas dentro y fuera de las casas, en suelos, grietas…